Gobierno de Chile

INICIO » ECBI

Enseñanza de las Ciencias Basada en la Indagación (ECBI)


Origen del proyecto.
 
Los resultados de la prueba internacional TIMSS de 1999 respecto a la confianza por parte del profesorado para enseñar los contenidos de ciencias en enseñanza básica y primeros años de educación media en diferentes países, son elocuentes: 38% de los profesores participantes en tal prueba, declararon tener baja confianza en sus conocimientos y habilidades para enseñar ciencias a alumnos de 14 años. En el caso de Chile, tal cifra se eleva a 63%.
 
Como una alternativa frente a la necesidad de renovación de las capacidades de enseñanza de los profesores de ciencias se presenta este principio de acción basado en la construcción de cercanía, complementación, alianzas y redes, entre la comunidad científica y el mundo docente y escolar.
 
Este trabajo conjunto entre dos mundos habitualmente separados y aun distantes: se expresa en un compromiso de la comunidad científica con la educación de las mayorías y sus actores fundamentales, los docentes. Esta unión puede contribuir enormemente al desarrollo profesional de los docentes de los sistemas escolares y por ende a mejores aprendizajes de los alumnos en este subsector y otras áreas del conocimiento y en su formación personal. También puede y se debe contar con científicos más comprometidos con la sociedad y la educación. Esta nueva relación de actores entre Ciencia y pedagogía (docentes y científicos) se concreta en el Programa “Educación en Ciencias Basada en la Indagación” (ECBI)
 
En julio del año 2002, producto del trabajo desarrollado en un taller de planificación estratégica organizado por la National Academy of Sciences y el Smithsonian Institution a través del Programa LASER K-8, en el que se recogió la experiencia de numerosos distritos educacionales norteamericanos, se conformó un equipo de trabajo interdisciplinario de científicos y especialistas en educación, dando origen al Proyecto “Educación en Ciencias Basado en la Indagación (ECBI) Chile, para niños y niñas de 1º a 8º de Enseñanza Básica”.
 
En la actualidad el programa se ha ampliado a la enseñanza básica completa y se implementan los primeros proyectos piloto en escuelas de Educación Especial, Educación Rural y el nivel de Educación Parvularia.
 
Cómo se ha implementado
 
El Programa se ha desarrollado en forma conjunta, por el Ministerio de Educación, la Academia de Ciencias de Chile, ésta última apoyada por la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y la participación de organismos internacionales líderes en la educación en ciencias: Academia de Ciencias de Francia y la National Academy of Sciences de Estados Unidos.
 
En la experiencia realizada se ha explorado en las aulas las ventajas de la aplicación de los principios establecidos en este trabajo conjunto.
 
El enfoque del programa es sistémico y comprende cinco componentes: currículum, desarrollo profesional, provisión de materiales educativos, evaluación y participación de la comunidad (científica y escolar).
 
El Programa incentiva la actualización permanente de los docentes, que son acompañados en el aula por monitores[1] especialmente entrenados en la metodología indagatoria, y contempla estrategias para el desarrollo de liderazgo y el escalamiento. 
 
El programa se inició en diciembre del año 2002 con la capacitación de profesores y monitores en la metodología de enseñanza – aprendizaje de las ciencias basada en la indagación. Posteriormente, se capacitó a docentes y a directivos educacionales de la comuna de Cerro Navia con el objeto de entregar formación sobre los principios y la práctica de la metodología indagatoria, desarrollar una visión compartida sobre la educación en ciencias de calidad y fortalecer el trabajo en equipo. 
 
En marzo del año 2003 se inició la implementación del proyecto piloto en segundo ciclo de 6 escuelas de la comuna de Cerro Navia. En el año 2004 se extendió a 24 escuelas incluyendo escuelas de las comunas de Lo Prado y Pudahuel, alcanzando una cobertura de 4.000 niños aproximadamente durante los dos años, posteriormente se amplió la cobertura a primer ciclo en las 6 escuelas que ingresaron al Programa el año 2003. El año 2005 creció en cobertura a las regiones V y VIII. El año 2006 el Programa se extendió a las regiones IV, VII y IX, sumando a más de 45 mil los niños que han vivido la experiencia ECBI y para el año 2008 se espera alcanzar una cifra superior a los 60 mil niños, por la ampliación del Programa hacia nueve regiones, completando con ello el 100% del territorio nacional
 
El objetivo general de este proyecto es el de “mejorar la calidad de la educación en ciencias de niños y niñas de enseñanza básica, parvularia, rural y educación especial a través de la metodología indagatoria en un número creciente de escuelas y comunas en vistas de su expansión al resto del sistema educativo”.
 
 


[1] Los monitores contribuyen al desarrollo profesional continuo de los profesores a través del modelamiento, colaboran con el docente en la planificación, organización y evaluación de cada actividad y registran evidencias para el seguimiento del proyecto.